ANTIOXIDANTES Y SU IMPORTANCIA EN DIABETES

GLOSARIO:

ANTIOXIDANTES: Sustancias que pueden proteger sus células de los efectos de los radicales libres. Los radicales libres son moléculas producidas cuando el cuerpo degrada los alimentos, exposición ambiental al humo del tabaco, radiación e inflamación crónica. Los radicales libres pueden dañar las células y pueden representar un papel importante en las enfermedades cardíacas, el cáncer y muchas otras enfermedades.

ESTRES OXIDATIVO: es cuando el equilibrio entre radicales libres y antioxidantes se pierde a favor de los primeros y se desencadenan procesos dañinos que se asocian al desarrollo de numerosas enfermedades.

DESARROLLO DEL TEMA

            Una parte importante de los alimentos que ingerimos contiene glucosa. La glucosa puede encontrarse en los alimentos, ya sea como tal o bajo la forma de carbohidratos más complejos (almidones: incluye papa, plátano, yuca, etc). Estos últimos, tras ser digeridos sirven como una fuente generadora de glucosa en el organismo.

Después de su absorción desde el tracto gastrointestinal, la glucosa es transportada desde la sangre a diversos tejidos donde sirve como principal combustible celular (fuente de energía). En el caso de los algunos tejidos incluidos el músculo,  dicho transporte requiere de insulina, una hormona que es regularmente secretada por el páncreas en respuesta a un aumento de glucosa en la sangre. La diabetes es una enfermedad crónica caracterizada por una relativa incapacidad para incorporar glucosa desde la sangre a los tejidos anteriormente referidos. La condición diabética puede ser el resultado de una disminuida capacidad del páncreas para secretar insulina (característica de los diabéticos tipo 1), o bien, de una reducida eficiencia de la insulina secretada para facilitar el ingreso de glucosa a tejidos como los mencionados (diabéticos tipo II). Como resultado de lo anterior, la ingesta de carbohidratos produce en individuos diabéticos un aumento por sobre lo normal en el nivel de glucosa en la sangre (hiperglicemia). La condición crónica de hiperglicemia está asociada a un daño directo y progresivo en el tiempo, de órganos y/o tejidos de los sistemas cardiovascular, renal y nervioso. Los daños de la diabetes están asociados a estrés oxidativo: esto implica que en el organismo de los diabéticos, la enfermedad se encontraría asociada a una aumentada velocidad de generación de radicales libres y de otras especies oxidantes, respecto a la velocidad con que dichas especies son removidas desde el mismo.

La personas con diabetes exhiben una disminuida capacidad de defensa antioxidante y por un nivel aumentado de daño  oxidativo. Al consumir mayor cantidad de antioxidantes se puede en parte lidiar con el denominado estrés oxidativo. Esto puede prevenir el desarrollo de la enfermedad.

Los estudios a la fecha no indican que el consumo de antioxidantes es mejor en forma de suplementos que en vegetales y frutas. Las recomendaciones son que se consuman en su forma natural: variedad de vegetales y frutas de una gama de colores. Por ejemplo: color blanco (ajo, cebolla); morado (uvas, berenjena, remolacha); verde intenso (verdolaga, mora, espinaca, perejil, etc.); color rojo (tomate, fresas) y color anaranjado (papaya, mango, yema de huevo, etc.)

Fuente bibliográfica:

http://portalantioxidantes.com/%E2%80%9Cantioxidantes-y-su-importancia-en-diabetes%E2%80%9D/#more-56

http://www.bio.puc.cl/vinsalud/boletin/22estres.htm

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/antioxidants.html