Día Mundial de la Diabetes

14 de noviembre

Este evento anual sirve para generar en todo el mundo mayor conciencia del problema que supone la diabetes, del vertiginoso aumento por doquier de las tasas de morbilidad y de la forma de evitar la enfermedad en la mayoría de los casos. El Día Mundial de la Diabetes, instituido por iniciativa de la Federación Internacional de la Diabetes y la OMS, se celebra el 14 de noviembre para conmemorar el aniversario del nacimiento de Frederick Banting, quien, junto con Charles Best, tuvo un papel determinante en el descubrimiento en 1922 de la insulina, hormona que permite tratar a los diabéticos y salvarles la vida.

La OMS estima que en el mundo hay 346 millones de personas con diabetes, guarismo que muy probablemente, de no mediar intervención alguna, para 2030 se habrá más que duplicado. Casi el 80% de las muertes por diabetes se producen en países de ingresos bajos o medios.

PREVENIR ES ACTUAR: cuidarnos a nosotros y a nuestros hijos, sobrinos o ahijados.

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad que afecta la manera en que el cuerpo usa la glucosa, el tipo principal de azúcar en la sangre. La glucosa, que viene en las comidas que consumimos, es la fuente mayor de energía necesaria para abastecer las funciones del cuerpo. Para utilizar glucosa, el cuerpo necesita la hormona insulina. Pero si alguien tiene diabetes es porque su cuerpo no puede producir insulina o ésta no funciona en su cuerpo como debería.

Hay dos tipos principales de diabetes:

  • En la diabetes tipo 1, el sistema inmune ataca el páncreas y destruye las células que producen insulina.
  • En la diabetes tipo 2, el páncreas puede todavía producir insulina, pero el cuerpo no la recibe apropiadamente. En los dos tipos de la diabetes, la glucosa no puede ingresar en las células normalmente, y el nivel de azúcar en la sangre sube demasiado. Si no reciben tratamiento, las personas pueden enfermarse debido a los niveles altos del azúcar en la sangre.

 

¿Se puede prevenir la diabetes tipo 1?

No se puede prevenir la diabetes tipo 1. Ni los doctores pueden decir quién la puede adquirir y quién no.

La diabetes tipo 1 no es contagiosa, y los niños y adolescentes no pueden contagiarse de otras personas, ni transmitirla a miembros de la familia o amigos. Y comer mucha azúcar tampoco causa diabetes tipo 1.

Aunque no se puede prevenir la diabetes tipo 1, algunos investigadores sugieren que el amamantar, evitando la introducción temprana de comidas sólidas, y otros factores, pueden jugar un papel para reducir el riesgo de desarrollar enfermedad.

¿Se puede prevenir la diabetes tipo 2?

A diferencia de la diabetes tipo 1, la diabetes tipo 2 puede a veces prevenirse. El aumento excesivo de peso, la obesidad y un estilo de vida sedentaria, son todos los factores que pueden poner a una persona en riesgo de la diabetes tipo 2.

En el pasado, la diabetes tipo 2 afectaba casi exclusivamente a adultos, típicamente aquellos que estaban con sobrepeso. Inclusive los doctores se referían a la diabetes tipo 2 como la diabetes de adultos. Pero en años recientes, más niños y adolescentes han sido diagnosticados con diabetes tipo 2, incremento que según los expertos está relacionado con el rápido crecimiento del número de niños y adolescentes con sobrepeso.

Aunque los niños y adolescentes puedan prevenir o demorar la aparición de la diabetes tipo 2 mediante el mantenimiento de su peso y la actividad física, otros factores de riesgo de diabetes tipo 2 no pueden prevenirse. Los niños que tienen uno o más miembros de su familia con diabetes tipo 2 tienen un riesgo más alto de desarrollo de la enfermedad.

 

Medidas para prevenir la diabetes tipo 2

Aquí están algunas estrategias sencillas para reducir el riesgo de desarrollo de la diabetes tipo 2 en su niño y otros problemas asociados con la salud:

  • Asegúrese de que su niño coma una dieta saludable. Animando a su hijo para que coma comidas controladas en grasa y ricas en nutrientes -como cereales y panes de granos integrales, frutas, verduras, hojas verdes, productos lácteos, y proteínas sin grasa – puede ayudar a prevenir el aumento excesivo de peso, un factor de riesgo mayor para provocar la diabetes tipo 2.
  • Limite el consumo de las comidas y bebidas azucaradas de su hijo. El consumo en exceso de comida y bebida llenas de azúcar – como gaseosas, jugos y té helado – también puede conducir al aumento excesivo de peso.
  • Anime a su hijo, sobrino o ahijado a incrementar su actividad física. Manteniéndose activo y reduciendo el tiempo de las actividades sedentarias – como mirar televisión, o juegos para vídeos o computadoras – también pueden reducir el riesgo de sobrepeso y ayudar a prevenir la aparición de la diabetes tipo 2. Ser activo puede ser tan simple como pasear con el perro o cortar el césped. Trate de hacer algo que mantenga a usted y a sus hijos activos cada día.

 

Si piensa que su hijo, sobrino o ahijado está con sobrepeso y, por lo tanto, en riesgo de diabetes tipo 2, hable con el médico de su hijo o con su nutricionista. Estos profesionales del cuidado de la salud pueden ayudarle a determinar lo que deberían ser las metas de peso de su hijo, y como lograrlas. Para los niños en crecimiento, es importante recibir suficientes nutrientes para su crecimiento y desarrollo normal, y para prevenir a la vez el aumento excesivo de peso, que puede instalar el escenario para la diabetes tipo 2 y otros problemas de salud.

 

Bibliografia:

http://www.who.int/mediacentre/events/annual/world_diabetes_day/en/index.html

http://kidshealth.org/parent/en_espanol/medicos/prevention_esp.html#